Datos utiles para de viaje Cusco

Datos utiles para el viajero Cusco donde existe los servicios turísticos en la ciudad del Cusco, siendo los siguientes datos utiles para el turista:

Hospedaje en la Ciudad del Cusco para el viajero:

Cusco es, sin duda, una de las ciudades del Perú con mayor número de hoteles y alojamientos. Durante los últimos años el servicio de hospedaje ha mejorado notablemente, tanto en cantidad como en calidad. Esto no significa que sea óptimo en todas las localidades del departamento, pues varía considerablemente en función de su distancia del Cusco y de los puntos de mayor afluencia turística. Así, por ejemplo, lugares de importancia estratégica en la red vial y la actividad económica del departamento, como Yauri-Espinar, poseen una oferta turística significativamente inferior a localidades como la pequeña Yucay, ubicada cerca del Cusco y en pleno corazón del Valle Sagrado de los Incas.

Tanto en el Cusco como en algunos poblados del valle del Vilcanota existen hoteles de 5 estrellas con tarifas que oscilan entre los US$ 200 y los US$ 750. En las principales localidades turísticas (Ollantaytambo, Urubamba, Písac) se encuentran también hoteles limpios, seguros y con una buena atención por sumas que van de US$ 65 a US$ 85; hostales con servicio de comedor y lavandería, cuyo precio (que incluye muchas veces el desayuno) oscila entre los US$ 25 y los US$ 55, y pensiones (generalmente casas de familia adaptadas para el turismo) que ofrecen hospedaje y comida por cifras que van de US$ 5 a US$ 20.

Tiene los pueblos del interior, en cambio, la calidad del hospedaje es bastante irregular y depende en gran medida de la experiencia y capacidad de los propietarios (más que del número de estrellas que figure en la puerta del establecimiento). En esos casos recomendamos muy en especial indagar a fondo sobre los servicios con que cuenta el hospedaje antes de ocupar una habitación. Muchos pueblos del interior, además, carecen de alojamiento. Un consejo: no deje de comentar a los propietarios de estos locales las posibles fallas en el servicio. Ello ayudará a que su trabajo mejore gradualmente.

Sugerimos hacer reservaciones antes de viajar y, si es posible, pedir que le confirmen su reserva vía fax. Tome en cuenta que durante los feriados nacionales, fiestas locales y fines de semana largos la demanda turística aumenta, y con ella las tarifas.

Restaurantes en Cusco para sus viajes:

Si bien el Cusco no destaca por su cocina tradicional, es famoso por su diversidad en la oferta gastronómica (originada en la masiva afluencia turística). En la ciudad existe una gran variedad de restaurantes, que van desde los elegantes de 5 tenedores (recomendamos especialmente la Casa Orihuela, en el Valle Sagrado el Inka’s Grill y el Tunupa, en la Plaza de armas del Cusco), hasta los de aspecto modesto pero muy concurridos por la calidad de su comida. El gasto promedio por persona en un restaurante de primera en el Cusco es de US$ 30 a US$ 60, mientras que en uno de precio moderado, es de US$ 15 a US$ 25. En las afueras de la ciudad y en los pueblos del interior abundan también los restaurantes de carretera. Algunos son excelentes, otros brindan la posibilidad de comer muy bien a precios increíblemente baratos, aunque es necesario estar alerta ante una eventual falta de higiene.

Comer en el Cusco y sus provincias resulta, por lo general, muy económico. Muchas veces, a despecho de la apariencia general del lugar (manteles de plástico, piso de tierra y música estridente), se sirve comida de primera a precios estupendos (menos de US$ 10 por persona).

Imposible dejar de mencionar los excelentes restaurantes de pastas (pizzerías y trattorías a la leña y en hornos de barro) y las pollerías (a la brasa), que se han convertido en la principal ofer¬ta económica de la ciudad.

Por último, casi todos los restaurantes del Cusco ofrecen menús (una combinación, que varía diariamente, de entrada, segundo y postre o mate caliente). Gozan de gran demanda popular por ser bastante más baratos (un promedio de US$ 5 a US$ 8 por persona) que las órdenes a la carta (o «extras»).

Policía de Turismo en Cusco para los viajeros:

En caso de sufrir, en la ciudad del Cusco, una emergencia (robo, estafa, pérdida de documentos), comuniqúese con la Policía de Turismo en su local de Calle Saphi, cuadra 1. Tel: 22-1961. En las localidades del interior, póngase en contacto con la delegación correspondiente.

Medios de transporte urbano Taxis en sus viajes:

Los taxis en el Cusco son abundantes y muy baratos. En realidad, los encontrará en todo lugar y a cualquier hora. Los precios oscilan entre S/. 5, para “carreras” en el centro y alrededores, y SI. 20, al aeropuerto. Durante la noche el precio se incrementa a S/. 9 y SI. 25, respectivamente. Existen, asimismo, diversas agencias de radiotaxi. Son algo más costosas, pero más seguras y emplean vehículos en mejor estado de conservación.

También es posible contratar los servicios de taxis por horas o por todo el día, lo que permite visitar localidades poco concurridas o planear el itinerario según el gusto del viajero. El costo aproximado por hora es de unos US$ 15, y por día, US$ 80. Si sale del Cusco hacia las localidades cercanas en un taxi alquilado, asegúrese de que éste cuente con llanta de repuesto, gata y los documentos en regla. Se evitará malos ratos.

Información turística en sus viajes:

En el Cusco es posible solicitar información sobre sitios de interés, hospedaje y servicios diversos ofrecidos en la ciudad, en las oficinas de PromPerú en la Plaza de armas (Portal Carrizos 250). Tel: 25-2974 y 23-4498.

Microbuses en sus viajes:

Cuentan con una capacidad de 20 a 40 pasajeros y casi han de-saparecido del Cusco y las principales ciudades del país debido a la proliferación de las pequeñas camionetas tipo combi o colectivo (más rápidas y económicas). No tienen paraderos defini¬dos, así que si desea bajar sólo grite «¡baja en la esquina!».

Colectivos o combis en sus viajes:

Han invadido las principales ciudades del país, y el Cusco no es la excepción. Son camionetas con capacidad para unos 10 pasajeros, pero en las que suelen viajar más de 15. Su bajo costo y rapidez las han convertido en el medio de transporte más popular. Sin embargo, son temibles por el atrevido modo de conducir de sus choferes, por lo que recomendamos no utilizarlas.

Otros viajes:

Un sistema de transporte público no tradicional, que abunda en algunos poblados calurosos del interior (Quillabamba), es el «motocar» o motocicleta diseñada para transportar hasta 3 pasajeros. A pesar de ser barato, sus choferes suelen entusiasmarse con la ve-locidad: le recomendamos advertirle al conductor que usted pretende llegar de una pieza a su destino… Otro servicio poco ortodoxo pero abundante en localidades del interior (Sicuani, Yauri) es el llamado «taxi cholo», una suerte de triciclo o bicicleta-carretilla a pedal adaptada para llevar a 2 personas. No es peligroso, pero circula muy lentamente.

carretera Red vial en sus viajes:

La red vial del departamento del Cusco está compuesta por más de 5 000 km de carreteras, de las cuales aproximadamente 700 km son rutas asfaltadas. El resto, en su mayoría afirmadas, se consideran caminos de penetración y rurales. Por la calidad y el tipo de vehículos que la recorre es posible dividirla en 2 categorías: carreteras asfaltadas y caminos afirmados. Si bien no per-tenecen a la red vial, los caminos de herradura merecen una mención especial.

RECUERDE… VIAJERO

• De enero a marzo algunos tramos en las carreteras de la sierra y la selva quedan bloqueados por las lluvias y los deslizamientos de tierra. Del mismo modo, los caminos afirmados se deterioran y llegan a bloquearse incluso durante semanas. Consulte antes de viajar.

• En muchos casos, las vías asfaltadas carecen de peralte en las curvas, así que disminuya la velocidad al llegar a ellas.

Caminos de herradura en sus viajes:

Son senderos para peatones y animales de carga, muy utilizados por los campesinos y arrieros. Muchos forman parte de la extensa red de caminos construida en tiempos prehispánicos (Capac Ñan) que, en los últimos años, vienen siendo «descubiertos» por los aficionados a las caminatas (trekking) y los amantés de la bicicleta de montaña. Carecen por completo de servicios.

Dónde alimentarse en la ruta de sus viajes:

Las rutas cubiertas por el transporte público siempre tienen res¬taurantes. Los platos que ofrecen son generalmente sencillos y se sirven con rapidez y generosidad. Los menúes incluyen, por lo general, una sopa caliente (caldo de gallina o de cabeza de carñero), un segundo plato (mayormente guisos a base de papa y algo de carne) y un mate o hierba aromática (anís, muña, co¬ca). La mejor manera de saber si uno de estos locales es bueno es observar la afluencia de camiones o buses a sus instalaciones. Aproveche su estadía en ellos para obtener información sobre el estado de la ruta y los atractivos de la zona. Si, en cambio, de¬cide internarse por alguna zona de escaso tránsito, lleve consigo alimentos y líquido. Un consejo: lleve de regreso siempre sus desperdicios. El próximo viajero se lo agradecerá.

RECUERDE…VIAJERO:

  • En los días previos a las fiestas nacionales, locales y fines de semana largos los pasajes se agotan (consulte nuestro Calendario de Festividades).
  • En la actualidad sólo se realizan vuelos en la mañana, los cuales retornan antes del medio día.
  • Confirme su vuelo al menos una vez con 48 h de anterioridad (el de regreso, apenas llegue a su destino). Pueden sacarlo de la lista de pasajeros si se retrasa en la confirmación.
  • Llegue al aeropuerto por lo menos 1 h 30 min antes de la salida de su vuelo. Evitará colas y molestias.Para cualquier vuelo nacional se exige el pago de S/. o dolares (nacionales y extranjeros) por concepto de uso de aeropuerto.
  • Recomendamos pedir asiento en el lado izq. del avión. Podrá apreciar excelentes vistas del nevado Salkantay. Por ningún motivo acepte llevar equipaje de desconocidos.
  • Cierre bien su maleta y si es posible solicite el servicio de “ensunchado” (atado a presión con cintas plásticas). Es barato y asegura su equipaje.

Viajes al Cusco por tren Redes ferroviarias:

Además de las rutas ferroviarias a Juliaca y Puno, el Cusco es el punto de partida de otro tramo que conduce a Ollantaytambo, Machu Picchu y Quillabamba (en la selva cusquefia). El tramo de Machu Picchu a Quillabamba se encuentra interrumpido desde hace tres años debido a las inundaciones producto del Fenómeno de El Niño que azotaron la región en 1998.

Categorías de servicio en los viajes:

Los trenes con destino a Machu Picchu parten de la estación de San Pedro, en el Cusco. Los trenes denominados Inca y Autovagón, que recorren la ruta tours Cusco – Machu Picchu, son los que brin­dan los mejores servicios. A continuación, y en escala descendente, se encuentran las categorías de turistas o primera clase (llamadas genéricamente Vistadome, Backpacker o “Cerrojo”), y segunda clase (también llamada “tren local” o turismo económico). Via­jar en primera clase resulta más barato, seguro y confortable que viajar en un bus promedio, aunque es algo más lento. La segun­da clase, un 25% más barata que la primera, siempre va atesta­da de pasajeros y de carga. En este caso, la diferencia de precio no justifica la incomodidad.

Viajes en Trenes a Juliaca y Puno:

Parten de la estación Wanchaq (calle Pachacútec s/n). El tren a Juliaca y Puno sale del Cusco los Lu, Mi, Vie y Sá, a las 8 h y lle­ga a las 16 h 30 min. Para ir a Puno se puede seguir en el tren hasta esa ciudad, adonde llega a las 18 h, o continuar en bus (más rápido).

Recomendamos ubicarse en el lado izq. del tren para disfrutar de las vistas del lago Titicaca. Los trenes retornan de Puno los días Lu, Mi, Ju y Sá, saliendo a las 8 h y llegando a Cus­co alrededor de las 18 h. El costo del servicio es el siguiente: In­ca US$ varia precio y  Turismo US$ varia precio.

Los boletos pueden ser adquiridos hasta con 5 días de antici­pación. El horario de atención de la estación es de Lu a Vi, de 8 h a 12 h y de 14 h a 17 h; Sá de 8 h a 12 h, y Do de 8 h a 10 h. Es posible comprar alimentos y bebidas en el tren.

RECUERDE…VIAJERO:

  • Adquiera los boletos con anticipación. Si es posible, hágalo a través de alguna agencia de turismo. Estas cobran una pequeña comisión, pero ahorran largas colas y le aseguran un espacio cómodo.
  • Los robos de maletines de mano y bolsos son frecuentes, especialmente en las rutas nocturnas a Juliaca y Puno, y más aún si viaja en el “tren local”. Lo más recomendable es viajar en grupo y mantenerse alerta.
  • Por lo general se ofrece todo tipo de comida y bebidas a bordo.
  • Algunas rutas pueden ocasionar problemas con la altura.
  • Tome precauciones al respecto y lleve abrigo.

Viajes al Cusco por vía fluvial El transporte fluvial:

Los ríos son llamados “las carreteras de la selva”, pues en esta re­gión muchas localidades carecen de carreteras o aeropuertos. El único puerto fluvial de importancia en el Cusco se ubica en la re­gión noreste, específicamente en la provincia de La Convención (a unas 10 h por trocha carrozable de Quillabamba). Desde allí es posible continuar viaje a través del Bajo Urubamba hacia Koshireni, Kiteni y Camisea, en la cuenca del Ucayali, atravesando el Pongo de Mainique, el parque nacional del manu, la reserva de tambopata tours, la reserva del lago sandoval.

Los pasajes para viajar en cualquier embarcación fluvial se compran directamente en los puertos (donde también existe información acerca de los itinerarios y destinos más frecuentes). La hora de partida depende a menudo de la rapidez en conseguir pasajeros y del estibaje de la carga. Las principales embarcaciones que discurren por los ríos cusqueños son:

Viajes con Peque-peques a la amazonia peruana:

Canoas con motor estacionario (12 ó 16 hp) que se han convertido en el medio de transporte masivo (carga y pasajeros) de la Amazonia peruana. En ellas caben hasta 30 personas y, aunque son lentas y ruidosas, resultan baratas y se encuentran en cualquier puerto fluvial. Ideales para viajes cortos.

Viajes en Canoas con motor fuera de borda:

Son embarcaciones similares a los peque-peques, pero dotadas de un motor fuera de borda (por lo general de 40 ó 55 hp). Son más rápidas pero bastante más caras que los peque-peques. Ideales tanto para viajes cortos como para viajes largos.

Viajes con Deslizadores:

Embarcaciones de aluminio con motor fuera de borda, sólo para pasajeros. Transportan hasta 12 personas y son rápidos y seguros, aunque algo más caros que las canoas con motor fuera de borda. Ideales para viajes cortos.

Viajes con Transporte lacustre:

Si bien el Cusco posee algunos lagos de envergadura, el transporte lacustre no se encuentra desarrollado, ya que las carreteras los rodean, uniendo, a mayor velocidad, los puntos circunlacustres. Algunos lagos como Languilayo y Pomacanchi (ver pág. 259) cuentan con botes aptos para alquiler o para realizar travesías cortas con fines turísticos (paseos o pesca de truchas).

Recomendaciones generales Cuándo viajar y qué llevar en sus viajes:

Es posible visitar el Cusco en cualquier época del año. No importa el mes en el que se llegue, en el “ombligo del mundo” siempre habrá un atractivo especial. Desde los diferentes matices de sus campos y sus cielos hasta sus coloridas festividades religiosas y populares, el viajero encontrará un mosaico de actividades que le permitirán descubrir detalles de esta región de encanto.

De otro lado, recomendamos una estadía mínima de 7 días para recorrer la ciudad, algunos de los principales circuitos turísticos y pasar, al menos, una noche en Machu Picchu tours. Y si desea conocer el Cusco en su real dimensión, planifique una visita durante la estación lluviosa (febrero o marzo). Le aseguramos que no se arrepentirá.

Si bien los meses de invierno (junio-setiembre) son los más concurridos por los turistas extranjeros (“temporada alta”) debido a la ausencia de lluvias, buen estado de los caminos y abundancia de festividades, es también entonces que muchos de los servicios se encarecen y los cupos para trenes, aviones y buses se limitan significativamente. Esta es también la época más fría del año. Re­cuerde que en las zonas superiores a los 3.000 msnm la menor filtración de los rayos solares acentúa los riesgos de insolación. Tenga a mano abundante abrigo y protector solar (especialmente para los labios).

Los meses de verano (diciembre-abril) son ideales para quienes deseen disfrutar de los paisajes naturales del Cusco en todo su esplendor. En esta temporada son frecuentes los chaparrones vespertinos, mientras las mañanas y las noches permanecen, por lo general, despejadas. Un consejo: separe algunas horas pa­ra recorrer la ruta entre Chinchero y Maras. El espectáculo de la luz creando diversas tonalidades sobre sus campos al amanecer y al caer la tarde es, sencillamente, inolvidable.

Agua y alimentos en sus viajes:

Si bien la incidencia de enfermedades como el cólera y la tifoidea es, en la actualidad, mucho menor que la presentada en años anteriores, su ocurrencia sigue siendo frecuente. Para evitar es­tas enfermedades procure no beber agua del caño o grifo, y si viaja, lleve agua envasada o ingiera sólo agua hervida. Evite también comer alimentos en la calle (ambulantes o carretillas).

Los pescados de la costa son una verdadera delicia en el Perú y gozan de gran demanda entre la población de la sierra. Cerciórese de que se encuentren frescos y trate de consumirlos cocidos. Pele las frutas antes de comerlas. Especialmente en los restaurantes de carretera, recuerde que lo que indica el menú puede distar mucho de lo que en realidad le servirán. Pregunte bien por los ingredientes.

Fotografía y video en sus viajes:

El equipo fotográfico es caro y difícil de conseguir en el Cusco. Existe una buena oferta de películas (100, 200 y 400 ASA) y cin­tas de video (VHS y Hi8) en la ciudad del Cusco y algunos de los poblados del Valle Sagrado, mas no en el resto del departamento. El revelado de fotografías (prints) es aceptable. Recomendamos revelar diapositivas sólo en Lima.

En algunos lugares, fotografiar o filmar a la gente es considerado una molestia e incluso una ofensa. No lo haga cuando no te que causa incomodidad a las personas, o pida permiso antes de hacerlo (los buenos modales son generalmente bien recompensados). No se sorprenda si le piden propina después de dejarse fotografiar o filmar. Llevar caramelos, lapiceros o cuadernos para entregarlos a manera de propina es una excelente idea, en especial si se viaja a zonas rurales.

En las siguientes áreas está prohibida la toma de fotografías o vídeo: guarniciones y centros militares, refinerías y plantas de energía y tratamiento de agua, estaciones de policía y aeropuertos, estaciones de ferrocarril, puentes, bases aéreas y minas. Si tiene alguna duda al respecto, pida autorización antes de hacerlo. Una advertencia: saque su cámara fotográfica o de vídeo sólo cuando vaya a usarla.

Aduanas para los viajeros:

Se encuentra absolutamente prohibida la salida de objetos ar­queológicos o de valor histórico del Perú. En caso de duda, con­sulte a las oficinas del Instituto Nacional de Cultura (INC, y en Lima: Av. Javier Prado Este 2465, San Borja, Tel: 476-9875).

Para extraer especies de flora o fauna silvestre es necesario obte­ner un permiso que otorga el Instituto Nacional de Recursos Natu­rales (INRENA, Calle 17, 355, San Isidro, Lima, Tel: 224-3218) y el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA, Psje. Ze- la s/n, 10.° piso, Jesús María, Lima, Tel: 423-4682). Las especies en peligro de extinción sólo pueden exportarse contando con el permiso CITES que otorga el INRENA.

Están terminantemente prohibidos la posesión, consumo o tráfico de narcóticos (incluyendo marihuana y cocaína).

 

Just another WordPress site