Rafting

raftinaa

Rafting: Un pequeño bote con una terraza cubierta y faldón. Estos barcos de propulsión humana llevan 1-4 personas y varían en estilo de acuerdo con el tipo de kayak está haciendo. (la palabra “kayak” es un palíndromo, escribe igual hacia adelante y atrás). Kayaks vienen en una variedad de tamaños y estilos basados en el tipo de batimiento está haciendo. Por lo general se asientan 1-2 personas aunque hay kayaks que con capacidad para cuatro personas. Algunos tradicionalistas prefieren la madera o “piel de enmarcar” kayaks que son los más ligeros. Kayaks son impulsados por un remo de doble hoja. Un faldón (una prenda impermeable que lleva el kayakista). También son importantes para mantener el barco se llenen de agua una vez que se ha rodado y enderezado de nuevo.

Viajes en el Rafting – Peru Inca Trail:

Expertos comentan que el rafting constituye un deporte extremo donde se conjugan la destreza y el espíritu de aventura. Consiste en recorrer el cauce de los ríos en dirección de la corriente o río abajo,  sobre algún tipo de embarcación, por lo general en balsas de goma.

Para dicha práctica se usan balsas, canoas o kayak que pueden ser rígidos o  inflables, según el caso.  A los ríos para este tipo de navegación se les llama por los entendidos Ríos  de Aguas Blancas o Rápidos, con algún grado de turbulencia y de dificultad  para hacer más  mocionante la práctica.

Cuando los amantes de este tipo de aventuras se refieren a Ríos de aguas  planas están aludiendo a donde el cauce cuenta con una superficie

prácticamente plana, pues sus remolinos, huecos y olas no son peligrosos.  Por lo tanto, ellos clasifican los diferentes tramos de acuerdo con la dificultad  que pueden presentar.

El primer peldaño por tanto es Clase I con un grado de dificultad muy bajo,  poca turbulencia y olas pequeñas, completamente navegable, seguido del  Clase II con aguas un tanto más turbulentas, algunos huecos y hoyos sin  sobrepasar los 25 centímetros.

Esta segunda clasificación admite remolinos pequeños sin peligro para algún  nadador y facilita los entrenamientos previos.

Ya a partir de la Clase III los problemas aparecen, pues se consideran  rápidos, de aguas blancas o bravas, pero aún constituye una fase intermedia  de peligro.

En esta parte las olas son medianas y no sobrepasan el metro, aunque sus remolidos ya implican una atención esmerada y cuidado para el nadador en  caso de caída al agua desde el bote.  Para la embarcación la Clase III representa alguna dificultad y el tripulante  necesita técnica y conocimiento del rio para navegarlo.

Como es de suponer, la Clase IV es más difícil, precisamente la que probó el  equipo de periodistas en el que se incluyó este periodista, exitoso viaje debido  a la pericia de los instructores.  Para esa fase las aguas blancas son muy turbulentas y al mismo tiempo  predecible, y los huecos y olas pueden sobrepasar los dos metros con  remolinos obligados a tomarse en consideración.

En los ríos de esta clase se encuentran cascadas por donde transitar significa  tomar precaución extrema, buena técnica, conocimiento del rio y de sus  rincones, como pasos estrechos.

Aún restan las Clases V y VI, solo para personas expertas, mucha turbulencia, olas y huecos de más de dos metros, remolinos y cascadas peligrosas, sobre todo en la segunda que se refiere a ríos extremadamente difíciles, no navegables.

Es importante aclarar que un rio rápido no tiene la misma clase en toda su extensión, pues sus tramos pueden contar con variadas características y distintos grados.  Por lo general, a los efectos del turismo se emplean tramos III y IV, pues las otras clases posteriores son solo para experimentados, incluso muchos de estos tramos constituye escenarios para competencias, con saltos y movimientos verdaderamente peligrosos.  Pero como todo deporte, la seguridad depende del conocimiento, la atención  a los instructores y una mezcla adecuada de audacia con cordura.

Equipo para el Rafting al Valle Sagrado, Apurimac, Urubamba, etc:

Como elemento fundamental, esta práctica obliga a tener un equipamiento que parte de la balsa y sus remos, con ciertas características, reposapiés determinados, bancos y cuerdas, silbato para el timonel, chaleco, casco y ropa adecuada, con calzado.

En un extremo se coloca el timonel quien da las órdenes y la guía de lo necesario en cada tramo, desde remar fuerte, agacharse al centro para evitar  los rápidos, hasta la manera de rescatar a un compañero en caso de caída al agua.

Palabras mágicas son Adelante, Atrás, Derecha, Izquierda, Alto, que deben interpretarse correctamente, de ahí la cohesión necesaria de la tripulación.  Y debido a estas exigencias, previo a la navegación, los participantes están  obligados a entrenar como dejarse llevar por la corriente hasta ser rescatado,  atender a tomar una cuerda y otras operaciones imprescindibles.  Luego, el miedo se sustituye por una emoción indescriptible que se quiere  repetir en el menor plazo posible, tal y como lo mostró la aventura en el rio urubamba por el valle sagrado de los incas.

Materiales de Rafting – Peru Inca Trail:

  • ROPA: traje de neopreno que aísle del frio. Incluso en verano las aguas de los ríos de montaña pueden ser bastante frías.
  • BALSA: Las balsas tienen un sistema llamado “straps”, que sujetan al pasajero al colchón, para evitar su caída, y también posee a los costados anillos, que sirven para sujetar los remos y en caso de emergencia, aferrarse a la balsa para no caerse.
  • CASCO: Nos protegerá de golpes accidentales contra paredes rocosas, o cualquier obstáculo que podamos encontrar. Los cascos para rafting no cubren la cabeza completa. El interior de los cascos para rafting suelen ser de tela acolchonada para quitar el impacto que pueden producir los golpes, esta tela es de distintos grosores para acomodarse al tamaño de la cabeza del usuario.
  • CHALECO SALVAVIDAS: Un componente esencial que puede llegar a salvarnos la vida en caso de caer de la embarcación; nadar en aguas bravas puede ser una experiencia muy complicada. Debe ajustarse al cuerpo y, aunque los cierres deben ser fáciles de abrir en caso necesario, debe quedar firmemente sujeto en todo momento.
  • CALZADO: El rafting debe practicarse calzado. Se pueden usar zapatillas, sandalias, escarpines o incluso botas, pero siempre debemos proteger los pies.
  • REMOS: Indispensables para impulsar la balsa. Los hay de diferentes tipos según su función o posición en la balsa. Por ejemplo, un guía situado en la zona central necesitará unos remos bastante más largos que los del resto del equipo. Es una buena idea llevar remos de repuesto pues no es infrecuente perder alguno durante el descenso.
  • OTROS EQUIPOS: Cuerdas (cordinos) , pequeños kit médicos, kits de reparaciones para la balsa, etc.
  • GUANTES: De neopreno, al igual que el traje nos protege del frío de las aguas y el roce.

Al ser ésta una actividad de cierto riesgo es imprescindible tener los conocimientos necesarios para poderse adentrarse en los ríos que mencionamos, y no solo conocimientos. Ahora repasaremos la lista de material elemental que hay que llevar. Además de la pala ya mencionada hay que equiparse con un casco que nos proteja de algún posible golpe (por lo general con la pala del vecino), y de un chaleco salvavidas que nos ayude a notar y a nadar entre la espuma y las olas de los rápidos.

Otra prenda básica en aquellos ríos en los que la temperatura del agua sea baja es el traje de neopreno ya que si nos caemos al agua sin protección en alguno de los ríos de lata montaña notaremos como el frío atenaza nuestros músculos, sin hablar del riesgo de un shock la primer contacto o de una bajada de temperatura corporal.

Hay otra serie de elementos que resultan imprescindibles en el río como la cuerda de seguridad, mosquetones, poleas y el cuchillo pero que son de uso exclusivo del conocedor de la materia. No podemos olvidarnos, por supuesto, de la barca, ya que no sería la primera vez que se tiene ese despiste. Los tipos más usados son Hypalon-neopreno y las PVC. Las diferencias vienen dadas por el peso, la resistencia del material y la forma de repararlas.

Las medidas oscilan entre los 3,80 metros y los 5 metros. Las barcas hay que equiparlas con una cuerda más o menos tensa alrededor del raft

para poderlo manejar, para agarrarnos si nos vamos al agua y conseguir subir de nuevo, cosa no siempre fácil, por cierto. También nos ayudará, si volcamos, para darle la vuelta. Por todo lo explicado es recomendable acudir a alguna de las empresas del sector que realizan estas y otras actividades para que nos inicien en el fascinante mundo de los ríos y de las Aguas Bravas del apurimac, rio urubamba , amazonas.

RAFTING OTRA FORMA DE NAVEGAR CON PERU INCA TRAIL:

Un deporte que brinda unas sensaciones extraordinarias. El Rafting es un deporte que todos hemos visto en muchas ocasiones por televisión y del que se suele saber muy poco ya que su práctica es relativamente reciente. El descenso de los ríos era antaño una necesidad y se navegaba tanto para viajar como para transportar materiales. En un principio se usaban canoas y piraguas para viajar. También en épocas más recientes se fabricaban navatas para llevar la madera de las zonas montañosas, donde se talaban los árboles, hasta los llanos.

Las primeras piraguas las empezaron a usar los pueblos nórdicos como los esquimales y de esta forma recorrían las grandes superficies de agua de las cuales vivían rodeados. Estos trayectos los atravesaban en pos de la pesca o de la caza, en su lucha por la supervivencia. Sin embargo, los ríos han sido desde siempre uno de los grandes desconocidos de la naturaleza. El peligro intrínseco que comportaban para los que desconocían sus leyes y la falta de materiales que soportaran las terribles pruebas a las que la violencia del agua los sometía, convertían los ríos en terreno vedado hasta que se aprendieron las reglas.

Los primeros pasos se dieron en aguas tranquilas y progresivamente se fueron atreviendo a meterse en los ríos, empezando en aquellos en los que prácticamente no había corriente par ir adentrándose cada vez más en aquellos en los que predominaban los rápidos. Pero para que esto ocurriera, aún pasó algún tiempo. Gracias a los nuevos y más resistentes materiales y a esa experiencia, poco a poco lo que era obligación o necesidad se fue transformando en diversión y más tarde en deporte.

ORIGEN DEL RAFTING CON PERU INCA TRAIL:

El Rafting tiene su origen en USA y en los caudalosos ríos de ese país: Como casi todo lo que nace ahí, y especialmente aquello que está impregnado de cierto aire de  aventura y ¿Por qué no? También de algunas pinceladas de locura., poco tiempo después  llegó a Europa. Es en Francia donde se popularizó en los ríos de los Alpes., donde las  majestuosas montañas alpinas suministraban el agua directamente de sus glaciares.  Sin embrago, con el tiempo la afición a este deporte se ha ido extendiendo y se han  ido descubriendo nuevos ríos que no tenían nada que envidiar a los más conocidos. Me estoy  refiriendo a los que surcan los valles del Pirineo, siendo esta zona una gran privilegiada en

este tema donde surgió la afición hace unos 20 años

¿QUÉ ES EL RAFTING?

El deporte en sí consiste en descender un río en una balsa neumática sobre la cual va un  equipo de personas. Gracias a las palas de una sola hoja, los participantes se encargan de  propulsar la embarcación y de dirigirla con el fin de evitar los obstáculos que se vayan  encontrando.

Los ríos de Aguas Bravas se caracterizan por la espectacularidad. El desnivel, la  velocidad y fuerza del agua, las olas, la espuma y las grandes piedras con las que siempre  parece que vayamos a chocar, hacen que sea una experiencia inolvidable.  El Rafting posibilita a cualquier persona el disfrutar de estos elementos a los que  de otra forma sería muy difícil acceder. Si a esto le añadimos el propio interés deportivo, natural y paisajístico del recorrido nos hallamos con una forma de conocer nuestro entorno que combina perfectamente deporte y naturaleza.

MODALIDADES DEL RAFTING:

Hay dos modalidades de Rafting dependiendo sobre todo del tipo de río.  En los ríos de mucho volumen de agua se utilizan barcas con cuadro central. Es una estructura que se une a la barca y que sirve de nexo a dos grandes palas, que son las que  impulsan y guían la barca, manejadas por una sola persona.. En esta modalidad el restote los  “embarcados “solo se tienen que preocupar de agarrarse fuerte a las cuerdas de los  laterales y de cerrar la boca cada vez que viene una ola grande. Esta fórmula es habitual en ríos de Asia, América y África entre los que, por citar alguno, encontramos el Colorado  (USA), el Bío-Bío (Chile), el Trisuli (Nepal) o el Zambeze (Zimbawe), PERU (rio urubamba, apurimac, amazonas, etc).

En algunos de estos ríos, y más aun en los ríos con un caudal más humano, lo normal  es que todos los que van en la barca lleven su propia pala y remen al unísono mientras que el  que se sienta atrás vaya cantando las instrucciones y timoneando con su pala. Esta fórmula  es también más eficaz cuando se requiere de muchas maniobras. Quitando la época del  deshielo en primavera, así se hace en los ríos pirenaicos que se caracterizan más por su  desnivel y lo técnico de sus maniobras que por el volumen de agua.

Just another WordPress site