Turismo Tradicional

Turismo Tradicional: Se sustenta principalmente en el turismo masivo y en el desarrollo de grandes instalaciones de alojamiento y esparcimiento. Los turistas que practican este tipo de turismo regularmente presentan hábitos consumistas y demandan servicios sofisticados. Las actividades que mayormente lo caracterizan, son según la Organización Mundial de Turismo (omt, 2005), la visita a playas y grandes destinos turístico o bien, a ciudades coloniales o de atractivo cultural situadas regularmente en grandes ciudades.

Origen del turismo tradicional o masivo en el Peru Inca Trail:

El turismo de masas tuvo su comienzo después de la segunda guerra mundial y sería consecuencia de una serie de factores, o dependería de una serie de requisitos, que sólo entonces lo habrían hecho posible (Alonso y Mújica, 1998). Aunque es innegable que siempre ha habido viajes y viajeros y de manera intuitiva encontramos en este amplio catálogo posibilidades tan distintas como Julio César, los cruzados y el moderno turista que pasa una semana en Cancún en alojamiento todo incluido. Pero desde el punto de vista de los motivos del actor individual, Ricardo Corazón de León al frente de sus cruzados y nuestro turista no ocupan categorías similares. Desde el punto de vista macro, nuestro turista es parte de una corriente masiva (Bringas y Ojeda, 2000) que en el mundo occidental ha estado estrechamente ligado al desarrollo económico y tecnológico de sus sociedades. Sobre esta hipótesis, Fernández (1991:26) lo divide en cinco períodos:

  • El turismo de despegue o Belle Époque (1900 a 1914). Se caracteriza por la aparición del ferrocarril que transportaba a grandes masas (en su mayoría pertenecientes a la élite económica) a grandes distancias (Urry, 1990).
  • Primera guerra mundial (1914 a 1918). Período caracterizado por la represión del turismo debido al retroceso en la economía. Además de ello, el turismo seguía perteneciendo a la clase privilegiada.
  • Período entre guerras (1919 a 1939). Este periodo se caracteriza por la incorporación de las clases medias.
  • Segunda guerra mundial (1939 a 1945). En este período, según lo menciona Guajardo (1991:5), se impedía viajar por placer a puntos distantes ya que los gobiernos de diferentes países pusieron restricciones para el otorgamiento de visas y pasaportes.
  • De 1945 a la fecha. Esta es la etapa del despegue del turismo de masas al finalizar la segunda guerra mundial. Algunos factores explican este hecho:

La transmisión de la tecnología de guerra a las esferas civiles, especialmente en las comunicaciones y transportes. La búsqueda del encuentro con la modernidad que se posiciona como paradigma de progreso y bienestar de los países occidentales ganadores en la guerra.

En un contexto interno de posguerra con un trabajo industrial duro y extenuante, en los países más desarrollados el viaje se observa también como una de las formas de recuperación de la fuerza laboral, que busca entretenimiento y descanso. En relación a lo anterior se pueden resaltar dos aspectos importantes que surgen a principios del siglo xx. Por un lado, los turistas formaban parte de una élite económicamente

alta a la que posteriormente se va uniendo la clase media, sobre todo en el período entre guerras. Por el otro, el surgimiento de medios de transporte que han facilitado la movilidad de las personas. Autores como Vera (2001) mencionan cuatro factores claves del desarrollo del turismo contemporáneo. Primeramente se menciona la conquista del tiempo libre, gracias a la reducción de la jornada laboral y la consecución de un período de vacaciones pagadas; segundo, la conquista del espacio, que se debe básicamente a la reducción de distancias y superación de fronteras, mediante la accesibilidad de las personas a cualquier parte del mundo, todo esto por el avance de los medios de transporte (barco, ferrocarril, automóvil y avión); tercero, el aumento de la renta y capacidad del gasto turístico. En particular, el incremento de las rentas familiares y del nivel de vida de la población permitió un aumento de la capacidad de gasto orientado al consumo de productos de ocio y turismo. Finalmente, con la conversión de la vacación y del viaje turístico en necesidades básicas, las sociedades desarrolladas han asumido el hecho de que el ocio constituye actualmente una función básica del hombre contemporáneo.

El turismo se define como la actividad económica generada por el movimiento de personas que en viajes de placer, ocio, negocios u otros motivos generan el movimiento de actores económicos como, transportistas, hospedajes, agencias de viajes y otros; desde el año de 1841 cuando Thomas Cook efectúa el primer viaje organizado, este negocio ha ido evolucionando en diversos aspectos desde que se toma la decisión de viajar el turista efectúa una serie de pasos como elegir el destino en el destino elegido que actividades va a realizar, donde se va a hospedar, como lo va a pagar de que manera llevara dinero etc, etc, etc. Hoy en día es mucho más fácil hacer todo con la tecnología moderna se pueden decidir los lugares a visitar haciendo un recorrido virtual y se pueden comprar los pasajes estadías y paseos desde cualquier lugar por la presencia de los famoso teléfonos inteligentes o “smartphones”. Es decir la industria del turismo desde sus inicios en 1841 ha sufrido una serie de cambios ligados a la tecnología, los sectores que más han evolucionado en esta industria es el transporte, para el traslado de los viajeros y sus equipajes y las comunicaciones para las diversas reservaciones de hospedaje y actividades.

Pero en el interés y las actividades que los turistas desarrollan también ha habido una evolución del interés de conocer lugares y culturas nuevas de manera pasiva, es decir solo mirando, el turista cada vez mas y mas busca ser el actor del viaje y en algunos casos se busca efectuar actividades que una vez fueron únicamente deportivas o únicamente desarrolladas por científicos como parte de la atracción, entonces nace el Turismo No Convencional. Por lo que el personal que trabaja en este campo necesita ser especializado ya no se requieren los “cicerones” que daban discursos informativos simplemente, ahora necesitamos gente que conozca de aves, ecosistemas, paleontología, etc. Así mismo no son solo cursos adicionales como el de Guiado de Turismo No Convencional, en algunas actividades se requiere certificaciones especiales, como es el caso del buceo o ala delta, se necesita tener claro temas legales como responsabilidad civil uso de hojas de descargo de responsabilidad etc.

Modalidades de Turismo no Convencional en el Peru:

El Peru 1’285,216 Km2 de los cuales 11% es el desierto pacifico tropical Peruano;  30% la segunda cadena montañosa más alta del mundo Los Andes y 59% de  selva amazónica, además de 200 millas de mar territorial en uno de los  segmentos más productivos del océano pacífico. La cadena montañosa de los andes  crea las condiciones para diferentes microclimas, de los 120 microclimas identificados  para el mundo, en el Perú tenemos 84 esto nos permite ser considerados entre los 17  países con mayor mega diversidad del mundo; esta diversidad biológica no es posible  solo por la extensión del territorio, como Australia y EEUU, sino también por la  diversidad de climas, ambientes. Podemos decir que esta Mega diversidad se traduce en diversidad de entornos,  diversidad de culturas que son el insumo principal para la práctica de Turismo No  Convencional es decir el Perú es el país perfecto para la práctica de esta modalidad  de turismo.

Just another WordPress site